Sexo tántrico: qué es y qué beneficios te aporta.

¿Alguna vez has practico sexo tántrico? Su significado puede que resulte desconocido para muchos o se puede tener un concepto erróneo de lo que es, ya que los textos antiguos están codificados.

En esta ocasión queremos explicar de la forma más clara, en qué consiste el sexo tántrico y los beneficios que nos aporta. Se trata de una práctica milenaria muy común en Nepal o China y muy gratificante, con miles de años de antigüedad que ayuda a mantener y mejorar nuestra salud en todos sus ámbitos, utilizando el sexo como herramienta para conseguir los objetivos.

Pero después de esto te preguntarás ¿Es una forma de practicar sexo sin descanso? Sí y no. Es una nueva visión de la sexualidad, pero trae consigo muchas más cosas. En sánscrito significa “expansión a través de la conciencia” y su práctica requiere del uso de la respiración y movimientos, entre otros, para activar la energía sexual.

Una de las consecuencias de su práctica es retrasar o evitar la eyaculación para disfrutar de multitud de orgasmos. Pero no todo queda ahí, porque de lo que se trata es de alcanzar un estado mental superior para que el alma y los sentidos se fundan en nuestro cuerpo, para que de este modo lo racional quede a un lado y nos dejemos guiar por las sensaciones.

De todos es sabido que el sexo juega un papel fundamental aquí. De lo que se trata es comprender la conexión que se produce con la otra persona, sin ceñirse simplemente a la penetración, roce, fricción, etc.

BENEFICIOS DEL SEXO TÁNTRICO

De esta técnica tan espiritual obtenemos gran cantidad de beneficios. Entre ellos podemos encontrar:

  • Mejora de nuestra salud emocional.
  • Fomenta el control de la ansiedad y la depresión.
  • Ayuda a prolongar el placer.
  • Enriquece la relación de pareja.
  • Aporta energía para lograr tus objetivos.
  • Ayuda a superar experiencias traumáticas.
  • Proporciona confianza tanto al hombre como a la mujer frente a complejos que puedan tener.

 

En definitiva, la práctica del tantra te hará que comprendas todo de forma más profunda, disfrutando de relaciones sexuales que no son practicadas de forma habitual. Su objetivo principal no es llegar a la eyaculación, sino de disfrutar de cada momento sexual que se viva.