Relaciones sexuales dolorosas….¿por qué?

Sentir dolor mientras se practica la relación sexual, es un problema muy frecuente. En pocas ocasiones nos atrevemos a compartir.  La comunicación con tu pareja es fundamental para poner solución y que no afecte a vuestra relación.  Según la persona, el origen del dolor es diferente, por lo que conviene tratarlo de forma individualizada con tu ginecólogo.

El sexo debe ser placentero, ya que nos libera del estrés, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, mejora nuestra capacidad física, etc. Por todo esto debemos ser conscientes de los beneficios que nos aporta para no temer a contarlo y buscar una solución.

Los datos publicados en la Universidad Americana de Obstetras y Ginecólogos, recogen que 3 de cada 4 mujeres han sufrido esta molestia.

CAUSAS

Las relaciones sexuales dolorosas se denominan dispareunia y las causas más comunes son:

  • Vaginismo: se trata de una enfermedad en la que los músculos perivaginales se contraen de forma involuntaria. Producen dolor en el momento de la penetración.
  • Sequedad vaginal: generalmente surge durante la menopausia, ya que disminuyen los niveles de estrógenos. Esto puede producir irritación durante el coito. La solución que suelen proponer es la toma de estrógenos.
  • Episiotomía: incisión quirúrgica que se realiza en el perineo femenino para ayudar a la salida del feto. En ocasiones la cicatriz que queda puede molestar, ya que el tejido de esa zona es poco elástico. Este problema puede durar bastante tiempo, pero en la mayoría de los casos desaparece con el tiempo.
  • Cistitis: se produce por la inflamación de la vejiga.
  • Problemas en la piel: una dermatitis puede afectar en estos casos
  • Experiencias traumáticas: por haber sufrido una violación

No obstante existen otras causas que pueden provocarla como es el practicar relaciones sexuales demasiado pronto tras un parto o una cirugía, alergias al látex, quistes ováricos, enfermedades de transmisión sexual, hemorroides, penetraciones bruscas, etc.

Desde La Morada del Placer os aconsejamos que tengáis paciencia con este tema y consultéis con los especialistas para que os asesoren sobre las medidas que debéis adoptar.

PREVENCIÓN

Es conveniente que cuidéis la higiene, utilicéis lubricantes y una estimulación erótica adecuada para lubricar de forma natural la vagina.