Prácticas sexuales que hacen peligrar nuestra salud

Mantener relaciones sexuales sin tomar precauciones es una práctica muy peligrosa y que lamentablemente está muy extendida en la actualidad.

Las ETS y los embarazos no deseados crecen a un ritmo desorbitado a causa de practicar sexo sin preservativo y en este caso, no son los únicos peligros a los que te enfrentarías.
Puede que ni imagines en que consisten estas prácticas sexuales tan peligrosas pero lo que si debes saber es que nunca debes olvidarte de tomar precauciones para que nunca peligre tu integridad física.

 

ENFERMEDADES PELIGROSAS MÁS COMUNES

Prepárate y lee con atención porque seguro te sorprendes de todo lo que vas a leer a continuación. Algunas de las prácticas sexuales más peligrosas con las que puedes toparte son:

El muelle
Muy común entre los jóvenes, esta peligrosa práctica sexual se traduce en una alta tasa de embarazos no deseados y contagiarse de una o varias enfermedades de transmisión sexual. Pero…¿qué es el muelle? Pues consiste en que varios chicos se sientan desnudos en una silla y se colocan en círculo. Una o varias chicas van pasando de uno a otro, sentándose sobre cada uno para ser penetradas durante 30 segundos, hasta que uno de ellos eyacula, por lo que pierde el juego. La regla básica en este juego es practicarlo sin preservativo, por lo que imagínate las consecuencias que puede llegar a ocasionar.

Stealthing
Esta práctica sexual conlleva un alto riesgo de embarazo no deseado, ya que consiste en quitarse el preservativo durante la relación sexual sin que la otra persona lo sepa. Al no dar el consentimiento el peligro por quedarse embarazada es muy elevado.

Chemsex
Su nombre se debe a la combinación de dos palabras inglesas que significan drogas y sexo, por lo que puedes hacerte una idea de lo que significa. Esta práctica sexual es sumamente peligrosa, ya que el contagio de enfermedades como la hepatitis o el sida es muy elevado. Suele practicarse en grupo y el uso de jeringuillas compartidas mientras se practica sexo es su fundamento. Debemos de ser conscientes de lo que se arriesga, ya que casi la mitad de diagnósticos de VIH proceden de esta práctica sexual.

Bugchasing
Al igual que las prácticas sexuales citadas anteriormente, ésta también es muy peligrosa, ya que se trata de mantener relaciones sexuales con el fin de contraer el VIH. Bugchasing es una palabra inglesa que significa “ir a la caza del bicho” y con ello de lo que se trata es de vivir ese momento como un subidón de adrenalina, ya que el sexo se practica sin preservativo. Las personas que quieren vivir la experiencia con personas infectadas se llaman “bugchasers” y los seropositivos se hacen llamar “gift giver”.
Existen diversas formas de organizar estos encuentros, pero las más frecuentes son fiestas en las que se consumen drogas o reuniones clandestinas a través de internet.

 

Este es un pequeño ejemplo del riesgo que conlleva mantener relaciones sexuales sin protección, por lo que debes de ser consciente de los riesgos y no dejarte llevar por la emoción del momento.

Deja un comentario