¿Por qué puede aparecer la falta de deseo sexual?… Aprende a combatirlo

A día de hoy, son muchas las personas que piensan que cuando una pareja lleva mucho tiempo y pasa la época de enamoramiento, el deseo sexual de la mujer disminuye, mientras que la del hombre se mantiene. Eso no es cierto, porque todos los seres humanos tenemos deseo sexual, lo que pasa es que cada uno se rige por ciclos diferentes.
Según estudios realizados sobre esta temática, el interés por mantener relaciones sexuales en la mujer puede considerarse un problema, por lo que puede trabajarse sobre ello para despertarlo y volver a disfrutar como en un principio. Así que si ese es tu caso, ¡no te desesperes!
El deseo por la otra persona no tiene porque ser continuo y espontáneo, ya que son circunstancias que habitualmente sólo ocurren en la primera fase de noviazgo, así que es muy importante no agobiarse por ello. Hay que trabajar en ello e ir poco a poco, para que cada encuentro sea diferente y no entrar en la rutina, ya que esa es la causa principal de la falta de ganas por parte de la mujer.

El deseo por la otra persona no tiene porque ser continuo y espontáneo, ya que son circunstancias que habitualmente sólo ocurren en la primera fase de noviazgo, así que es muy importante no agobiarse por ello. Clic para tuitear

CAUSAS POR LAS QUE PUEDE APARECER LA FALTA DE APETITO SEXUAL

Cada mujer siente de una forma y tras varios estudios, los expertos han englobado las causas más comunes.
– Falta de confianza para explicar a la pareja lo que realmente le gusta y lo que cambiaría.
– La rutina.
– Creencias religiosas.
– Ingesta de medicación.
– Experiencias sexuales traumáticas.
– Menopausia.
– Dolor durante los encuentros sexuales.
– Estrés.
– Depresión.
– Desmotivación.
– Preocupaciones personales.

CONSEJOS PARA DESPERTAR EL DESEO.
Conforme avanzamos en la relación, nos motivan cosas diferentes, por lo que debemos de estar siempre alerta e ir cambiando las formas de mantener las relaciones sexuales. Con esto quiero decir que no te empeñes que sea siempre de la misma manera, a las mismas horas, etc, etc… ¡Querer es poder! Así que no te agobies por la situación y pon en práctica estos consejos. ¡Seguro que notarás el cambio!

Preliminares: A muchas mujeres les cuesta despertar el deseo y practican relaciones sexuales sin tener muchas ganas, pero si se trabajan los preliminares, seguro que se terminan por aparecer. Si los disfrutas y retrasas el coito, el momento será mucho más placentero.
– No centres tus energías en el orgasmo: Según estudios realizados, alcanzar el orgasmo no es la meta principal de la mujer. Es cierto que no alcanzarlo puede llegar a ser un problema, pero si es algo que ocurre en ocasiones, no hay que darle tanta importancia, ya que el disfrute que se experimenta en el transcurso del momento íntimo puede llegar a ser muy placentero. Además no centres los encuentros en la penetración vaginal, prueba otros juegos o prácticas que resultan muy placenteros.
– Comunicación sexual: Es de suma importancia tener la suficiente confianza con tu pareja para decirle que es lo que te gusta y lo que no. Si hay comunicación, los encuentros se harán más deseados.
– Busca momentos para los dos: También puede ayudar a volver a hacer cosas con tu pareja. ¿Hace mucho que no os bañáis juntos?, ¿Y un masaje?, Incentivar el deseo es un punto muy importante.
– Alimentos afrodisíacos: ¿Funcionan?, ¡pruébalos!, ya que son un estímulo para el sexo. El chocolate, la canela, el jengibre o el plátano son algunos de ellos.

Lo importante es sentirse bien en pareja y con uno mismo, y si con estos consejos no te ayudan, no dudes en consultar a un especialista. ¡¡La vida es para disfrutarla al máximo!!