Pegging: hombres penetrados por mujeres.

¿Has oído hablar del pegging? Por si no la conoces, es una práctica que consiste un cambio de rol sexual, es decir, en que la mujer penetre al hombre. Hoy día son muchas parejas las que la practican, ya que los hombres se animan a recibir placer anal. Se puede estimular de diversas maneras, puedes utilizar los dedos, los juguetes eróticos o los arneses sexuales.

En este aspecto hay infinidad de artículos que pueden ayudarte para que las relaciones sean de lo más placenteras, pero lo más importante es ser consciente de que iniciarse en el pegging lleva su tiempo, hay que ir poco a poco e ir probando. Es importante que exista comunicación entre vosotros, confianza y mente abierta para eliminar esos tabúes que pueden rondar tu cabeza si todavía no se ha llevado a cabo una práctica de este estilo. Así que tómate tu tiempo y no tengas prisa.

Cómo se practica

Si utilizas juguetes empieza por los de menor tamaño para que la experiencia sea menos dolorosa y más sencilla. Si por el contrario decides utilizar arnés puedes hacerlo con uno doble, para que ambos disfrutéis siendo penetrados.

De lo que se trata es que ambos disfrutéis, por lo que deben dejarse atrás algunos de los pensamientos que surgen ante esta nueva situación, como puede ser que penetrar al hombre es cuestión de parejas homosexuales o el dolor que provoca el sexo anal.

Varios estudios afirman que los hombres que han practicado pegging, han alcanzado orgasmos muy intensos por la estimulación del punto p. Por lo que experimentar con nuestro cuerpo en busca de una sexualidad plena no debe hacer que te sientas culpable.

Además, debemos tener en cuenta, que si queremos que nuestra relación funcione por largo tiempo, debemos innovar en nuestros encuentros sexuales, ya que de lo contrario se vuelven monótonos y aburridos. Una alternativa puede ser practicar pegging o cualquier otra técnica sexual, al igual que introducir juguetes o juegos que hagan diferentes vuestros encuentros sexuales.

Esta práctica sexual es muy habitual entre parejas, por lo que no hay que escandalizarse. Puedes practicarlo y tener relaciones muy placenteras. Lo que debes hacer es siempre practicarlo con seguridad.

La clave está en experimentar…así que… ¿Cambiarías los roles en la cama?