Consejos para utilizar tu primer arnés sexual

En un sex shop puedes encontrar infinidad de artículos para complacer y mejora la salud sexual. En este artículo vamos a centrarnos en la utilización del arnés sexual. Este juguete erótico consta de un consolador con forma de pene con una sujeción para la zona genital. Antes de comprar un arnés sexual, debes tener en cuenta diversos aspectos como: el tipo de material y forma del arnés y el tipo de consolador que quieres.

¡En la variedad está el gusto!

La mayoría de arneses permiten intercambiar el consolador para que podáis disfrutar de diferentes tamaños, materiales y funciones como es la vibración. Además de esto puedes encontrar arneses huecos, de doble penetración, especiales para practicar pegging o sexo lésbico. Lee atentamente estos consejos que te ayudarán en esta experiencia tan placentera.

No quieras correr antes de aprender a andar.

Si es tu primera vez, la comunicación con tu pareja es fundamental, así podréis coordinarnos mejor y disfrutar de la experiencia.

Empieza por algo sencillo, de tamaño no muy grande, para que la práctica sea complaciente y agradable. Si lo vas a utilizar con mujeres, un consolador que tenga una pequeña curvatura te ayudará a estimular el punto G. Con el tiempo intercámbialo por otros de características diferentes para aumentar el placer.

¡La lubricación es imprencindible!

El uso de lubricante es fundamental para aumentar el placer, sobre todo si se van a realizar penetraciones anales. Ya sea un consolador de silicona o de plástico, se recomienda utilizar lubricantes con base de agua.

 ¡No podemos olvidarnos de la higiene!

Antes y después de utilizarlo debemos lavar el consolador con agua y jabón. Debes tener cuidado si es un arnés no apto para el agua, en ese caso no lo utilices en la ducha, piscina, bañera, jacuzzi…

No dejes que la emoción se apodere de ti.

A todos nos gusta disfrutar y es normal que ante un nuevo juguete sexual nos emocionemos y vayamos más rápido de lo que se debiera. No te anticipes, cuida el modo en el que penetras, la velocidad y la posición que adoptas. Si no lo haces, puede que la experiencia no sea lo que imaginabas. En el caso de los principiantes se recomiendan posturas como la del perrito o misionero.

Utilízalo para cambiar de rol.

Si lo que necesitas tu y tu pareja es probar nuevas formas de jugar, el arnés es uno de los complementos perfectos. Es perfecto para el cambio de rol, utilizarlo en juegos de amo y sumiso. Háblale a tu pareja de tus fantasías y descubre un mundo lleno de deseo y placer incorporando a tus juegos preliminares un arnés sexual.

Al principio puede que os resulte complicado utilizarlo, pero no os preocupéis es normal, por el placer que proporciona merece la pena practicar. En nuestra tienda online La Morada del Placer podréis encontrar gran variedad de arneses para llevar a la realidad todas vuestras fantasías.