Consejos para hablar de sexo con tus hijos.

Uno de los retos más importantes a los que debe enfrentarse un padre y una madre, es hablar con sus hijos sobre sexo y sexualidad. Resulta complicado saber cual es la mejor manera de tratar estos temas y hasta donde llegar, por lo que en ocasiones muchos padres tratan de retrasar todo lo que les sea posible esta conversación.
Eso no debería ser así, ya que cuanto antes se rompa el hielo, será mejor.

Uno de los retos más importantes a los que debe enfrentarse un padre y una madre, es hablar con sus hijos sobre sexo y sexualidad. Clic para tuitear

¿A qué edad debo hablar con mis hijos?

Los niños y las niñas maduran de forma diferente, por lo que las ganas de querer saber y explorar su cuerpo, serán distintas. La curiosidad es natural, por lo que es importante estar preparados para afrontar cualquier pregunta que les pueda surgir. No obstante, es recomendable anticiparse a esta situación y explicarles en función de su edad y con un lenguaje fácil de entender, los conocimientos que deben tener acerca de estos temas.

Es muy importante hablar de forma natural, para que los niños no repriman sus ganas de conocimiento y se sientan cómodos para expresar todo lo que sienten. De lo contrario se frustrarán y entenderán el sexo como algo que hay que ocultar.
Dependiendo en la edad en la que se encuentren, sus inquietudes van a ser diversas, preguntas como las siguientes, son frecuentes entre los niños y seguramente las primeras que te hagan: ¿de dónde vienen los bebés?, ¿cómo llegué yo a tu barriga?, ¿por qué las niñas no tienen pene?

Un claro ejemplo es cuando se encuentran en edades comprendidas entre los 9-10 años, en las que cuentan con la suficiente madurez para entender qué es la menstruación. Quizás este tema esté más enfocado a las niñas, ya que serán las que vivan los cambios en su cuerpo. Aun así, debemos de explicarlo a ambos.

En ocasiones puede ocurrir que debido a la falta de información y/o comunicación entre padres e hijos se practiquen relaciones sexuales prematuras. Por lo que para evitarlo, toma la iniciativa y habla con ellos sobre sexo y sexualidad, ya que es la mejor manera de inculcarle tus propios valores.

 

Consejos para que la conversación sea cómoda.

– En el momento te realicen una pregunta lo más importante es mantener la calma y no reírse para que no se sienta avergonzado, ya que de lo contrario puede que no vuelva a preguntarte nada al respecto.

– Otro punto importante es decirle la verdad y explicárselo de la forma más clara posible. Está claro que dependiendo de la edad entrarás más en detalle, por lo que si en tu caso te vas a dirigir a un niño muy pequeño, con darle una idea global es suficiente.

– Cuando hayas contestado a su pregunta, termina la frase preguntándole si le quedó claro. Es lógico que tengas que repetirlo varias veces, así que….¡paciencia!

– Si no te sientes cómodo o cómoda hablando con tus hijos de estos temas, pide ayuda.

– Hazle sentir que puede preguntarte cualquier cosa. Es importante crear un vínculo de confianza para que nunca te oculte nada.

No dejes que este tipo de situaciones te aparten de tus hijos. Debes crear un vínculo de confianza por ambas partes y para ello tenéis que trabajar día a día vuestra relación. Si en algún momento necesitas ayuda para afrontar la situación, no dudes en consultar al pediatra.