Cómo ser una buena amante

De todos es sabido que nadie nace enseñado y para ser una buena amante debemos ser constantes y creativos para que nuestras técnicas sean infalibles. Si quieres dominar el arte de la seducción debes leer con atención, ya que intentaré darte todas las armas necesarias para cumplir con el objetivo.

El tema no debe obsesionarte y es importante que dejes los prejuicios de lado para que cada momento se disfrute al máximo. ¡¡Realza tus cualidades y verás como triunfas!! Conforme vayas diseñando tus estrategias, debes tener en cuenta muchos factores y para que sea más sencillo, voy a ayudarte a descubrir los más importantes con estas sencillas técnicas que te harán ser la mejor amante en la cama.

ESTOS CONSEJOS SERÁN ÚTILES PARA TI

Sé imaginativa. La creatividad es un punto a tu favor, pero si en ocasiones te quedas en blanco siempre podrás contar con la ayuda de internet para descubrir nuevas ideas y adaptarlas a vuestros gustos.

Hablemos del lugar. Crear ambiente es muy importante y aunque en momentos de” aquí te pillo”…no es posible, nunca está demás sorprender con diferentes escenarios. Cada quien tiene sus preferencias y fantasías, por lo que ponte manos a la obra y sorprende con tus las tuyas a tu pareja.

La penetración no lo es todo. Conversaciones subidas de tono, mensajes, caricias, miradas. La complicidad en una pareja crea un vínculo muy especial, así que aprovecha todas tus armas para que el juego no dependa únicamente de ir directos a la cama. Calienta motores y prepara el terreno para que el placer se alargue y la experiencia sea plena.

¿Luz encendida? Puede que estés acostumbrada a que en los momentos de intimidad con tu pareja, la luz sea tenue e incluso inexistente. La razón puede deberse a inseguridades y complejos que queremos ocultar, pero llegó el momento de dar el cambio y probar cosas nuevas. Hazlo a plena luz y experimenta nuevas sensaciones.

Déjate llevar. Estos momentos son únicos, por lo que debes evitar cualquier tipo de distracción. Deja en el cajón el móvil, reloj y todas las preocupaciones que tengas. Olvida por un momento todo tipo de presiones y vive el momento.

Comunicación. De todos los puntos, éste es el más importante, ya que si mantenéis una comunicación activa, vuestra vida sexual será increíble. Hablad de lo que os gusta, vuestras fantasías, lo que os apetece en momentos concretos. Aprende a escuchar sugerencias y nunca te tomes cualquier comentario de forma negativa. ¡Si quieres disfrutar, no dejéis de hablar!

Existen infinidad de técnicas para disfrutar, pero lo más importante es que tanto tú como tu pareja os sintáis cómodos. Adáptalos pensando en vuestro bienestar y…¡a disfrutar!