Aprende a utilizar las bolas chinas para entrenar tu suelo pélvico.

Constantemente nos surgen dudas de si estamos utilizando correctamente los artículos eróticos que compramos. Por ello, vamos a realizar una serie de publicaciones en los que explicaremos cómo se deben utilizar.
En esta ocasión nos centraremos en las bolas chinas y cómo utilizarlas para realizar los ejercicios de Kegel de forma correcta, ya que son uno de los accesorios más útiles para trabajar la musculatura de tu suelo pélvico.

¿Cómo se utilizan?

En primer lugar debes aprender a colocar bien las bolas chinas para que no te molesten mientras las llevas. Cuando lo hagas, relájate, es lo más importante, ya que la postura que utilices es indiferente. No obstante se recomienda colocarte de rodillas con las caderas flexionadas…y ahora, una vez que ya estás en posición te preguntarás… ¿hasta dónde tengo que introducirlas?, muy sencillo. En este caso es como un tampón, introducirlas hasta que no las notes, lo que significa que están al final de tu vagina, dejando el cordón fuera para extraerlas con facilidad.

Lo que es muy importante es que una vez las tienes colocadas, no deben dolerte. De ser así, puede que no hayas escogido el tamaño adecuado y sean demasiado grandes. Además de esto, para facilitar la colocación te recomiendo que utilices un lubricante a base de agua.

Si probando lubricante y un tamaño más reducido continúas teniendo molestias, no dudes consultar con un especialista para que te proporcione las pautas adecuadas a tu caso en particular.

Antes de aprender a utilizarlas, es importante que sepas que no se recomienda llevarlas puestas más de 2 horas al día, ya que pueden provocarte un exceso de tono muscular. Lo conveniente es que empieces con unos 10 minutos al día y poco a poco aumentes los tiempos, sin sobrepasar las 2 horas. Lo recomendable es llegar hasta los 30 minutos diarios, compaginándolas con la realización de ejercicios de Kegel, unos 3 días por semana.

Para que funcionen correctamente debes estar activa mientras las llevas dentro, ya que de lo contrario, la esfera que contiene la bola en su interior y que nos hemos introducido, no golpeará la bola exterior, por lo que no se producirán las vibraciones que estimulan las paredes de tu vagina.

Una vez están colocadas puedes entrenar por una parte la fuerza (realizando los ejercicios de Kegel con sus 4 fases: contraer, elevar, mantener y relajar la musculatura de tu suelo pélvico) y por otra el tono muscular (simplemente las colocas y continúas con tu rutina, eso sí, recuerda que siempre debes estar en constante movimiento).

Si es tu primera vez debes empezar con ejercicios muy simples y poco a poco aumentar la dificultad. Para empezar lo ideal es realizar ejercicios en los que contraigas y relajes el suelo pélvico, manteniendo la contracción durante unos segundos.

¿Cómo sé que estoy haciendo bien los ejercicios?

Lo ideal es que realices al menos 10 repeticiones y que mantengas la contracción entre 5 y 10 segundos.

  • En primer lugar, como te indiqué en párrafos anteriores, debes contraer y elevar. Debes notar como aprietas la bola china.
  • La segunda parte es muy sencilla: mantén la contracción.
  • Por último relaja. Cuando hagas esto, debes notar como la bola china vuelve a su posición inicial.

Para saber si progresas adecuadamente en tus ejercicios, tira de la cuerda a la vez que contraes los músculos del suelo pélvico. Si sientes que puedes mantener las bolas en el interior, significa que todo va bien.

Casos en los que se recomienda utilizar las bolas chinas

Las bolas chinas son muy beneficiosas en los casos como:

  • Después del parto cuando ya pasaste la cuarentena y tu matrona te dio el alta. Al haber dado a luz, normalmente la vagina queda más laxa, por lo que se recomienda el uso para fortalecer la zona.
  • Si piensas quedarte embarazada, es recomendable utilizarlas para que tonifiques tu suelo pélvico.
  • Muchas mujeres sufren de incontinencia durante la menopausia. Por ello, es recomendable utilizarlas para llegado el momento evitar ese problema.
  • Las mujeres adultas que practican deportes como es el baloncesto, tenis, paddle, running (llamados deportes hiperpresivos porque implican correr o saltar). Este tipo de deportes debilitan el suelo pélvico, por lo que se recomienda combinar la realización de ejercicios con las bolas chinas con ejercicios hipopresivos para fortalecerlo .
  • Si quieres experimentar orgasmos más intensos y duraderos, utilízalas.
  • Si llevas el DIU, tranquila, son totalmente compatibles.

Casos en los que NO se recomienda utilizar las bolas chinas.

Por el contrario, están totalmente desaconsejadas en casos como:

  • Durante el embarazo no se recomienda utilizarlas, ya que debido a la gestación, la musculatura del suelo pélvico ya debe soportar un gran peso.
  • Tras una cirugía o dar a luz sin tener la valoración de tu médico especialista.
  • Si sufres de hipotonía (disminución del tono muscular) y no eres capaz de realizar una contracción normal.
  • En casos de hipertonía (exceso de tono muscular), también está contraindicado.
  • Si estás con la menstruación, no se recomienda por motivos de higiene.
  • En caso de que padezcas una infección vaginal.
  • Mientras practicas relaciones sexuales.
  • En caso de que te realizaran una cirugía genitourinaria o pélvica.

 

                                                       ¿Cuáles debo elegir?

Hoy en día existen gran variedad de bolas chinas. En caso de que nunca las hayas utilizado, debes empezar con una única bola pequeña (el tamaño mínimo ideal sería de 35 mm) y de poco peso (entre 28 y 38 gr), para que conforme vayas tonificando la musculatura de tu suelo pélvico, puedas continuar con bolas más pesadas e incluso pasar a llevar dos. Además de los pesos y tamaños también decirte que encontrarás bolas chinas de una unidad o varias, con estructuras intercambiables, etc.

 

Si nunca he sido madre…¿debo ejercitar mi suelo pélvico?

Por supuesto que si, ya que si mantienes un buen tono muscular te proteges frente a prolapsos y previenes que tus músculos se debiliten cuando llegues a la menopausia.

 

Mantenimiento y limpieza

La higiene es súper importante, ya que las bolas chinas van a permanecer en el interior de tu vagina, por lo que tanto antes como después de usarlas es fundamental mantenerlas limpias. Para ello, puedes utilizar productos específicos o simplemente lavarlas con agua tibia y jabón neutro. De todas formas, es importante que leas las recomendaciones del fabricante.

Además de tener en cuenta la limpieza, también importa su conservación. En este caso te recomiendo que lo guardes en alguna bolsa/funda para mantenerlas alejadas del polvo.

¡Importante!

Déjate asesorar por un profesional para que utilices las bolas chinas más adecuadas a ti, ya que la información que te proporcionamos no puede sustituir a los consejos de un médico experto. Puedes consultar nuestro catálogo de bolas chinas pulsando aquí.